Consejos para cultivar apio

El apio que se cultiva en el huerto de una casa tendrá mucho más sabor que los tallos comprados en el supermercado local. Los tallos también tendrán un mayor contenido de agua y el color verde será un poco más brillante.

Esta verdura es fácil de cultivar y los tallos verdes crujientes son bajos en calorías, ricos en fibra y están llenos de vitaminas A, C y K. Toda la planta es comestible desde las raíces hasta las hojas y aportará una capa de sabor a casi cualquier receta.

Reserve un poco de espacio en su jardín la próxima temporada de siembra para cultivar apio con estos consejos de siembra y cultivo.

Lugar de plantación

consejos-para-cultivar-apio
fuente: needpix.com/photo/871301/vegetables-celery-turnips

El apio crece mejor a pleno sol y requiere mucha agua. Seleccione un lugar soleado que sea conveniente para una fuente de agua para facilitar el cuidado de las plantas.

Tiempo de plantación

El apio es un vegetales de estación fría y no tolerará el calor del verano. La buena noticia sobre las verduras de estación fría es que se pueden cultivar dos cultivos cada año, uno en la primavera y otro en el otoño.

Plante el apio a principios de la primavera y / o finales del verano para una cosecha de otoño. La planta tardará aproximadamente 16 semanas de clima fresco en alcanzar la madurez. Empiece a sembrar en el interior a mediados del invierno para una cosecha de primavera y a mediados del verano para una cosecha de otoño.

💡 ADEMÁS:  Cómo cultivar cebollas saludables en su jardín

Si bien el apio odia el clima cálido, tolerará las heladas ligeras y se puede trasplantar a un jardín de primavera antes de la fecha de la última helada. El apio fresco se puede cosechar durante el otoño y el invierno en climas templados.

Preparación del suelo

La planta de apio produce raíces profundas y el suelo debe aflojarse de 12 a 15 pulgadas de profundidad. Utilice un motocultor o un tenedor giratorio para aflojar la tierra. Extienda de 4 a 5 pulgadas de abono o estiércol animal bien podrido sobre la tierra suelta y aplíquelo ligeramente.

Esta verdura crecerá mejor en suelos que tengan un nivel de pH neutro y sean capaces de retener la humedad.

La incorporación de compost en el suelo alimentará a las plantas y permitirá que el suelo tenga la humedad necesaria para cultivar apio. Si planeas usar otro tipo de fertilizante, ya sea orgánico o comercial, agrégalo sobre la tierra preparada en este momento. Riegue bien la tierra preparada y déjela reposar durante 3 días antes de plantar el apio.

Cómo plantar apio

Es hora de plantar plántulas al cuarto día. Coloque las plántulas de apio en la tierra del jardín a 12 pulgadas de distancia. Cava una zanja poco profunda entre las plantas para atrapar y retener el agua. Riegue abundantemente las plántulas recién plantadas.


⭐ También te puede interesar:

Cómo iniciar las semillas

Debido a la larga temporada de crecimiento que requiere el apio y la intolerancia de la planta al calor, las semillas deben comenzarse en el interior de 10 a 12 semanas antes de la fecha de siembra prevista.

💡 ADEMÁS:  Cómo atraer libélulas en su jardín para controlar los mosquitos

Remoje las semillas durante la noche antes de plantarlas en bandejas o tazas de inicio para acelerar el proceso de germinación.

Prepare la bandeja o tazas llenándolas con una mezcla de tierra para macetas que contenga compost. Humedezca la tierra para macetas y presione ligeramente las semillas empapadas en la tierra para macetas. No cubra las semillas.

Rocíe ligeramente con agua y cubra las tazas o la bandeja con una envoltura de plástico para retener la humedad. Colóquelo en un lugar que permanezca entre 60 y 70 grados en todo momento. Las semillas germinarán en 5-7 días. Retire la envoltura de plástico cuando aparezcan los brotes.

Enciendelos

Las nuevas plántulas deberán colocarse a la luz brillante durante varias horas al día. Use una luz de crecimiento para complementar la luz solar natural (o para satisfacer todas las necesidades de luz de las plántulas). Intente darle a la plántula 16 horas de luz y 8 horas de oscuridad al día mientras está creciendo.

Rocíe las plántulas con regularidad y nunca permita que la tierra se seque.

Trasplante

Cuando las plántulas tengan 2 pulgadas de alto, transplante a macetas de turba individuales o una bandeja más profunda con tierra nueva para macetas. Coloque las plantas al menos a 2 pulgadas de distancia si las trasplanta a una bandeja más profunda.

Continúe manteniendo la tierra húmeda y proporcione luz a las plántulas. Endurezca las plántulas antes de trasplantarlas al aire libre reduciendo el agua y colocándolas al aire libre durante 2 horas cada día.

💡 ADEMÁS:  Dientes de león - Guía para eliminación eficaz de la maleza con herbicidas

Cuidado posterior

La tierra del jardín debe mantenerse húmeda en todo momento para un crecimiento óptimo del apio. Inunde el área durante el clima cálido para que el agua corra hacia las zanjas poco profundas que se cavaron en el momento de la siembra. El agua se filtrará lentamente en el suelo y llegará a las raíces de las plantas. El apio tolera el suelo anegado mejor que el suelo seco, así que no tenga miedo de regar en exceso durante el clima cálido.

Cubra las plantas con mantillo de 2 a 4 pulgadas de abono, paja u otra materia orgánica para ayudar a que el suelo retenga la humedad. Alimente la planta con su elección de alimento vegetal cada 30 días.

Para estimular el desarrollo de un corazón de apio pálido y de sabor suave, asegure los tallos en un racimo durante las últimas dos semanas antes de la cosecha. Esto evitará que la luz solar entre en el centro del tallo. Un coletero de pelo suave mantendrá el tallo unido sin dañarlos.

Conclusión

El apio es fácil de cultivar en un huerto doméstico y tiene un mejor sabor que las variedades compradas en la tienda. Dado que se puede comer toda la planta, se gana un lugar en el jardín.

¿Qué te pareció el contenido?
.

Deja un comentario